Desde que estoy sin ordenador y pudiéndome conectar sólo a través del teléfono, aparte de disminuir la calidad y cantidad de entradas en este blog, he tenido un reencuentro con Twitter, y no dejo de encontrarme con algunas cosas curiosas. Entre ellas, este vídeo de una canción del género chunta-chunta light en la que canta Alim Qasimov, el gran cantante de mugam de Azerbaiyán y que tanto se parece a mi suegro.

El vídeo es orientalismo en estado puro: una tía vestida de odalisca sin aparentemente nada qué hacer excepto quedarse en medio de las dunas del desierto disfrutando del viento que corre y cantando en inglés (si es que la globalización…),  un tipo parecido a Indiana Jones rodando cual croqueta en dicha dunas, beduinos majos del desierto que pasan por allí y le salvan, y beduino vestido de negro con cara de desequilibrado que muere por desconocer de la existencia de las armas de fuego. Si no fuera por la bella Baku y el gran Qasimov…

Para los que queráis escuchar algo verdaderamente fabuloso de Alim Qasimov, os recomiendo las siguientes canciones:

Y, por qué no, este disco.

Si os ha gustado y os interesa saber más sobre este cantante, podéis ver un documental sobre él en YouTube en azerbaiyano con subtítulos en inglés que espero que os guste y que enlazo a continuación: