El “mañana” se ha convertido en que han pasado un par de días, así que le he vuelto a echar un vistazo a la traducción y me parece que está bien, así que “queda” hasta nuevo aviso.

En mi entrada anterior se me olvidó comentar brevemente este tema. Simplemente decir que el título original completo de la canción es Kor ərəbin mahnısı, que en castellano significaría “La balada del árabe ciego”. En esta canción, el árabe ciego canta su tristeza causada por el rechazo/abandono al que ha sido castigado por parte de su amada. La letra corrió a cargo de Fikrət Əmirov y la música al de Hüseyin Cavid.

 

Nə eşq olaydı, nə aşiq, nə nazlı afət olaydı,
Nə xəlq olaydı, nə xaliq, nə əşki-həsrət olaydı..

Si tan sólo no existiera el amor, ni el enamorado, ni ninguna tierna calamidad
Ni tampoco existieran las personas, ni los pueblos, ni ninguna nostalgia de amor

Nə dərd olaydı, nə dərman, nə sur olaydı, nə matəm,
Nə aşiyaneyi-vüslət, nə bari-firqət olaydı.

Si tan siquiera no hubiera ni dolor, ni medicina, ni cariño, ni pesar.
Si tampoco hubiera encuentro ni separación

Könüldə nuri-məhəbbət, gözümdə pərdeyi-zülmət…
Nə nur olaydı, nə zülmət, nə böylə xilqət olaydı.

En mi corazón, luz de amor, en mis ojos, una cortina de oscuridad
Si no hubiera ni luz, ni tiranía, ni una separación así

Nədir bu xilqəti-bimərhəmət, bu pərdəli hikmət?
Bu zülmə qarşı nolur bir də bir ədalət olaydı.

¿Qué son los corazones crueles de estas personas?
¿Qué pasaría si hubiera justicia contra esta tiranía?

Tükəndi taqətü səbrim, ədalət! Ah, ədalət!
Nə öncə öylə səadət, nə böylə zillət olaydı.

Mi paciencia se ha terminado, justicia… oh justicia…
Ojalá no hubiera ni tanta felicidad, ni tanto sacrificio…

~Hüseyin Cavid

Si os ha gustado la canción tanto como a mí os recomiendo dos versiones. La primera es también de Alim Qasimov, pero incluye una improvisación. Me la hicieron llegar a través de Twitter y es muy bonita:

La otra la encontré por casualidad al intentar encontrar la letra con caracteres especiales y aunque me gusta menos que las versiones de Qasimov, sin duda es una canción también fantástica y cantada nada más y nada menos que por la voz inmortal del gran Rəşid Behbudov: