Av mevsimi

Av mevsimi

Av mevsimi es un thriller turco estrenado en 2010 y que fue una de las cintas revelación del año.

Ha recibido críticas muy positivas, y desde luego es muy recomendable para los amantes del cine negro. Todo empieza con la voz de una mujer que describe su entorno. Es la voz de la mujer que ha sido asesinada y de la que sólo se descubre una mano solitaria colocada de una forma un tanto peculiar cerca de la orilla de un riachuelo/estanque. A lo largo de toda la película escucharemos la voz en off de la chica asesinada en la que nos va dando más detalles sobre su vida.

Ante el misterio que presenta esta mano, tres policías trabajarán codo con codo para resolver el misterio. Fermán, interpretado por Şener Şen, es un policía experimentado muy minucioso en su trabajo cuyo apodo es “el cazador”, Idris, interpretado por Cem Yılmaz – cuya actuación me ha sorprendido muy positivamente -, un hombre de ascendencia laz, muy bruto y apodado “deli” (loco) que está obsesionado con su mujer hasta llegar a un punto violento, y Hasan, interpretado por Okan Yalabık – o İbrahim Paşa en Muhteşem, un joven licenciado en antropología que se mete a policía para encontrar un trabajo a la vez que escribe su tesis, cuyo tema es “¿Por qué no hay asesinos en serie en Turquía?“, asumiendo que los asesinos en serie son una cosa occidental.

Este trío poco común tendrán que empezar buscando pistas por los bajos fondos de Estambul, en concreto en el mundo de la noche y de la droga, donde fue vista por última vez. La pista les dirige hasta sus padres, que explican como a los 16 años se casó con uno de los hombre más poderosos de Turquía – bastante más mayor que ella y apasionado de la caza -, para el que trabajan desde hacía dos generaciones como jardineros y criados. Sin embargo, parece ser que la mujer asesinada – de nombre Pamuk (algodón) – no lo ha tomado de buen grado y poco después se escapa; acaba drogadicta y  entre un camello que la maltrata del que está enamorada y unos hermanos que la pegan palizas para que vuelva a su casa. Todo parece apuntar a uno de los llamados “crímenes de honor”.

Poco a poco nos vamos quedando con un círculo cada vez más reducido de sospechosos y la solución al caso parece tan cercana como lejana.

Puede descargarse aquí.

Lo mejor: La estética de la película es fantástica, de verdadero cine negro, y cinematográficamente hablando me parece que tiene una calidad muy buena y los diálogos también están muy bien, siendo las conversaciones muy coloquiales y creíbles. Además, los actores hacen sus papeles de una forma magistral, sorprendiéndome mucho Cem Yılmaz a quien sólo había visto en su registro más cómico en películas como G.O.R.A o A.R.O.G. o en sus monólogos y anuncios.

Lo peor: Se hace un tanto largo – sobran los últimos 40 minutos – y se exploran la vida de los policías de una forma poco satisfactoria, la película podía haber terminado media hora antes. Otra cosa que me ha gustado poco es que el personaje de Cem Yılmaz además de ser el más inestable psicológicamente, es de etnia laz; me parece que explotar un tópico sobre un pueblo al que además pones bajo una luz muy negativa, me parece que era perfectamente evitable, de hecho, la relación que ello tiene con el final es muy penosa. Y el momento musical también sobra un poco.