¿Quién mató al ayatolá Kanuni?

¿Quién mató al ayatolá Kanuni?

Este año ha sido publicada por Alianza Editorial una novela policíaca ambientada en el Irán contemporáneo titulada ¿Quién mató al ayatolá Kanuni?. En su debut literario, la periodista armenio-iraní Naïri Nahapétian nos introduce en los entresijos de Teherán.

Durante las elecciones de 2005, Narek, un joven periodista novato armenio-iraní criado en Francia, vuelve a Irán en busca de sus raíces perdidas. Su objetivo es escribir un artículo medianamente interesante para un periódico de poca tirada mientras se reencuentra con su familia y descubre más acerca de su madre, a la que nunca llegó a conocer. Aunque hablar bien el persa y el armenio, aún no se maneja en la ciudad ni se hace con la cultura.

Sin embargo, y al contactar con una renombrada feminista iraní -Leila Tabihi – antigua amiga de su madre fallecida, todo se empieza a complicar y se ve envuelto en la escena de un crimen inesperado: el asesinato del cruel ayatolá Kanuni en su propia oficina. Este misterioso acontecimiento, tapado por los medios oficiales y los Guardianes de la Revolución. Ello conduce a la investigación paralela de su asesinato por parte de Leila y su amigo Mozafar, un hombre que fue parte del primer gobierno tras la Revolución Islámica, que vive con su mujer, la enigmática pero fuerte Soraya, a la vez que la engaña con otras mujeres.

Perdido en el mundo de la política iraní – ¿quién ganará? ¿por qué? – en la trama aparecen distintos grupos y personajes de la escena del país, como los Muyahidines del Pueblo, los Guardianes de la Revolución, Sadeq Jaljalí, el Ayatolá Jameneí… No obstante, la autora no se alarga en digresiones sino que nos da la información suficiente para que los lectores sin ningún conocimiento previo puedan seguir el argumento.

Genialmente ambientada, con más de un protagonista y una historia que se va completando como un rompecabezas hasta llegar a un final completamente inesperado, donde cuánto más se investiga la vida de Kanuni y la gente que lo rodea, más enigmático parece todo. ¡Muy recomendable para los amantes del género!

Es, en definitiva, una novela policíaca con sabor iraní. Y una de sus cualidades más notables, es que la autora nos informa sobre el país sin ser pedante ni que ello ralentice la trama. Además, la elección de un personaje armenio también nos introduce en una cultura diferente dentro del propio país.