ATENCIÓN: LA PELÍCULA PUEDE VERSE COMPLETA EN YOUTUBE CON SUBTÍTULOS EN ESPAÑOL AQUÍ, O CON SUBTÍTULOS EN INGLÉS EN CHIZOMIZ AQUÍ. TAMBIÉN PODÉIS DESCARGARLA EN FORMATO .AVI CON SUBTÍTULOS EN INGLÉS DE DEPOSITEFILE HACIENDO CLICK AQUÍ, Y BAJAR LOS SUBTÍTULOS POR SEPARADO DE AQUÍ.

SE RUEGA MÁXIMA DIFUSIÓN DEL FILM PARA QUE LA CONDENA DE MARZIEH VAHAMEHR NO SEA EN VANO.

My Tehran for sale

My Tehran for sale

My Tehran for sale (تهران من حراج) es el primer filme de la poetisa iraní Granaz Mousaví, realizado sin permiso gubernamental y sacado del país en discos duros portátiles. En la cinta recrea el Teherán más crudo y doloroso, el infierno diario de los llamados hijos de la revolución.

Esta conmovedora historia gira en torno a Marzieh, una mujer joven con una vida un tanto bohemia entre el teatro y el diseño, ambas actividades que no puede realizar con libertad debido a las restricciones impuestas por el régimen. En una fiesta ilegal en una “villa” a las afueras de la ciudad conoce a un iraní que ha pasado casi toda su vida en Australia, Samán, con el que vive una historia de amor hasta encontrar el abrupto final que la lleva a un centro de detención australiano.

Por amor y para escapar de la asfixiante atmósfera de Irán decide volver con él a Australia, vendiendo todas sus pertenencias – de ahí el título, y a través de su vida somos testigos de las dificultades por las que pasan muchos jóvenes iraníes. La falta de empleo, lo difícil de dedicarse a actividades creativas, las reuniones de amigos casi clandestinas, las consecuencias de una redada policial en una fiesta o las largas colas en las embajadas extranjeras llenas de gente que, por distintos motivos, desear salir del país. Algo tan simple como vivir con su novio conlleva el tener que cuidar de la hija de la vecina a cambio de que no avise a las autoridades.

Una película que enseña el lado más crudo y real de la vida en Irán que algunas veces ha sido romantizado o tan sólo insinuado en otros aclamados filmes como la animación “Persepolis” o el dirigido por Bahman Ghobadí “Nadie sabe nada de gatos persas”. A veces da la impresión de que la acción va lenta o de que lo que muestra da la impresión de no ser coherente con el argumento principal, pero en realidad lo que trata es de dar una visión general de lo que supone ser joven en un país donde casi todo está prohibido. Actuaciones magistrales – la autora utiliza a sus amigos como actores -, un guión fantástico y lágrimas prácticamente aseguradas.

Se puede descargar de forma gratuita y con subtítulos en inglés aquí.