Con yema

Sí, el derviche gira, y sí, eso es mi dedo.

 La entrada de hoy será breve, sólo quiero llamar la atención sobre el nuevo atentado estético que ha tenido lugar en la ciudad de Ankara. Si no fuera suficiente haber cambiado el logotipo de la ciudad por la cara de un gato – parece que en vez de representar a Ankara es la publicidad del musical Cats o de la continuación de los Aristogatos – hemos tenido que tunear el típico puente potroso para cruzar la autopista cercana Cuartel General de la Policía y el popular centro comercial Ankamall.

No ha tenido una idea más feliz que añadirles un reloj y un derviche giróvago en lo alto que, como el nombre indica, GIRA. No puedo hacer más que preguntarme si además cuenta con iluminación de colores por la noche, como otros puentes de este tipo en la ciudad.

Anuncios