"Siempre hay que ver el vaso medio lleno"

“Siempre hay que ver el vaso medio lleno”

– Hay que ver siempre el vaso medio lleno…

– Llevas toda la mañana ahí sentado con un vaso de té, me lo llevo ahora mismo.

– No, deja, que aún queda un culín.