La traducción a la que se hace referencia en la entrada del 6 de octubre publicada en el blog de Hermanos Musulmanes.

“Erdoğan siempre nos ha protegido”

Riyad El Shufka, líder de la organización de los Hermanos Musulmanes que reside en Turquía afirma que están decididos a derrocar a Assad, a la vez que afirma que “Ningún país nos ha proporcionado el comfort que nos ha dado Turquía”. Shukfa ha dicho que romperá con la media luna (cinturón) chií de la región.

Utku Çakırözer

Cumhuriyet Ankara Büro– El principal enemigo del régimen sirio de Bashar el Al-Assad, y líder residente en Turquía de la organización política prohibida durante 30 años de “Los Hermanos musulmanes”, ha dicho que están decididos a derrocar al Al-Assad y a romper el cinturón chií de la región. Shufka, que asegura que ningún país les ha acogido como Turquía, ha explicado que a la vez que Tayyip Erdogan estaba en buenos términos con Al-Assad, siempre los ha protegido. En la entrevista que hemos hecho en Fatih hizo las siguiente evaluaciones.


– ¿Cuál es la situación de última hora en Siria?

–  Al-Assad no le queda ninguna fuerza en tierra. El 75% de la superficie está en manos de los opositores. Al-Assad sólo cuenta con fuerza aerea, que utiliza para bombardear las ciudades. El 50% de Homs se encuentra en ruinas. Pero la resistencia del pueblo sirio es muy alta. Estamos decididos a derrocar a Al-Assad. Necesitamos ayuda de armas y víveres. También necesitamos baterías anti-aéreas para defendernos de los bombardeos. Nosotros resistimos, pero el silencio del mundo es triste.

– ¿Cuánto tiempo le dais a Al-Assad?

– Ahora mismo decir cuánto le queda no es fácil. Pero si se le dan armas antiaereas a los opositores, el régimen tan sólo podría aguantar un mes.

– ¿Qué tenéis que decir a las afirmaciones de Al-Assad de que el Consejo Nacional Sirio está formado principalmente por los Hermanos Musulmanes y de que ha pasado a manos de los islamistas?

– Desde luego que los islamistas no están en mayoría. De hecho, con el porcentaje del apoyo que contamos los Hermanos Musulmanes están mal representados.Todas las partes están representadas en el Consejo Nacional Sirio. Sunníes, nusayríes, kurdos, turcomanos, siriacos, cristianos, están todos.  Al menos el 50% del pueblo nos apoya. Sin embargo, en el consejo ejectuvo del Consejo Nacional Sirio de 49 miembros sólo tenemos 12 representantes; en el consejo de dirección de 12 sólo tenemos 2. En nuestra opinión ahora no es el momento de competir por sitios. Al contrario, es un período en el que todos los opositores deben de trabajar juntos. Hasta que caiga Al-Assad sacrificaremos algunos de nuestros derechos. En esta lucha, las críticas al Consejo Nacional Sirio sólo ayudan a la causa de Al-Assad. Los dos directores del Consejo Nacional Sirio que ha habido hasta ahora, Burhan Galyun y Abdulbasit Seyda, son dos nombres liberales, no islamistas.
– En Turquía la mayor crítica al Consejo Nacional Sirio es que no cuenta con apoyo dentro de Sira…

– Es cierto, ahora mismo su influencia dentro de Siria es débil. Estamos esforzándonos porque sea más estable.

Nosotros también estamos disgustados por la violencia opositora

– Hay informes que afirman que los opositores están utilizando tanta violencia contra los civiles como el régimen de Al-Assad.

– Es cierto, a nosotros también nos han disgustado algunos incidentes fuera de contro. Pero no es comparable con la violencia que aplica Al-assad. Parece que los informes de la ONU han exagerado los hechos. Dentro de los opositores hay todo tipo de personas. Especialmente, está formado muchos jóvenes sirios en busca de venganza. Debido a esto, ahora cada vez que tomamos algunos barrios formamos juzgados dentro de la oposición. Son estos juzgados los que deciden qué se hará con los prisioneros.

– ¿Si Al-Assad se va Siria podría dividirse?

– Es imposible que pase algo así. Estamos creando un gobierno interino entre el Consejo Nacional Sirio y los opositores de los distintos grupos étnicos de Siria. Al irse Al-Assad este será un gobierno interino durante un año. Después se llevarán a cabo elecciones.

– Hay noticias que apuntan a que en el norte se ha creado una región autónoma kurda… 

– Esto también es falso. Nosotros tenemos allí fuertes conexiones. En esa región hay tanto pueblos kurdos como árabes. En total, en esa región el número de kurdos no pasa del 5%. Los demás son kurdos integrados en Siria.

– ¿Si cae el régimen de Al-Assad qué tipo de cambio se vivirá en la región? 

– Antes en Siria no conocíamos los conflictos sectarios. Pero cuando llegó al poder la familia Al-Assad empezaron a llevar a cabo políticas de minorías. Metieron miedo al pueblo, temiendo los unos de los otros. Se alió con Irán y con Hizbullah del Líbano. Al irse Saddam, se alió con los chiíes de Irak. Crearon el cinturón (media luna) chií en la región. Al caer el régimen de Al-Assad también este plan también caerá. Romperemos el cinturón chií. No estamos en contra de los chiíes, sino de la política conjunta de Irak, Irán y Al-Assad de asustar a las minorías.

‘Erdoğan siempre nos ha protegido

– ¿Al-Assad tiene algún papel en el aumento del terrorismo en Turquía?

– Por supuesto. El régimen de Al-Assad creó campos especiales contra Turquía y el PKK se entrena allí. En nuestras manos contamos con pruebas bastante sólidas.

– ¿Hay riesgo de violencia étnica en Hatay?

– Sí, ahora han empezado a existir problemas que no han existido nunca en la historia. La causa de esto son los agentes del régimen de Al-Assad que crean agitación entre sunníes y nusayríes.

– ¿Cómo valoráis que más de la mitad del pueblo turco esté en contra de la política de su gobierno en en lo referente a Siria?
– El pueblo turco, si hubiera pasado por lo que hemos pasado nosotros, no pensaría así. A los que están en contra hay que preguntar: ¿Turquía no debería de acoger y ayudar a personas que huyen de matanzas y bombardeos? El gobierno turco hasta ahora no se ha inmiscuido mucho. Simplemente ha hecho lo que humanamente tenía que hacer. Esto que ha hecho no se va a olvidar, y una vez que cambie el régimen las relaciones se reestablecerán.

– ¿Tiene problemas de seguridad en Estambul?

– No he vivido ninguna situación peligrosa aquí. Aunque siempre estoy protegido. Siempre que voy a cualquier sitio llevo guardaespaldas.

– ¿El que hasta hace poco Erdoğan y Al-Assad tuvieran una relación muy estrecha le ha molestado?

– Que Erdoğan y Davutoğlu se acercaran al régimen no nos ha molestado. Porque sabíamos que Erdogan tenía buenas intenciones y que nos protegía. De hecho, sabemos que en aquellos días pusieron el dossier de los Hermanos Musulmanes frente a Al-Assad.

– ¿Ve a Turquía como un modelo?

– Nos gusta la experiencia turca. Queremos un modelo así.

Queremos una zona de exclusión aérea

– ¿Qué expectativas tangibles tiene de Turquía?

– Lo primero de todo, esperábamos que se crease una zona neutral y que Turquía interfiriese. Pero la comunidad internacional se posicionó en contra. No parece una posibilidad muy probable. No queremos ni una zona neutral, ni una intervención militar. Sólo queremos una cosa, que se declare una zona de exclusión aérea sobre Siria. No sólo por parte de Turquía, sino que la comunidad internacional se ponga de acuerdo y asegure la zona de exclusión aérea.  En tierra no hay guerra. Sólo hay bombardeos aéreos.

Estamos molestos por los yihadistas

– ¿Cómo valora que entre los que luchan contra Al-Assad haya salafistas venidos de otros países y haya organizaciones extremistas parecidas a Al-Qaeda?

– Ahora mismo está allí todo el mundo. Al-Qaeda y los salafistas también. Pero son pocos, se podría contar con los dedos de una mano. Ellos no representan a Siria. Siria es un pueblo que está en contra de la violencia contra civiles. Estamos molestos por la entrada de radicales violentos en nuestro país. Una vez que se vaya Al-Assad ya no habrá sitio para ellos en Siria.

Obama tenía que obstaculizar publicaciones que inciten a la violencia

– ¿Qué opina de que en Libia haya sido asesinado el embajador de los EEUU?

– Nosotros estamos incondicionalmente en contra de la violencia. También estamos contra el asalto del consulado. Pero ante todo, el gobierno estadounidense tiene que evitar que se publiquen publicaciones que incitan a la violencia insultando a nuestra religión o nuestro profeta. Tendrían que saber que este tipo de cosas son una provocación para nuestra región. Este video tendría que haber sido prohibido. Sin embargo, esto no es una justificación para la violencia ni el asesinato del embajador de EEUU. Lo que ha ocurrido en Libia, Egipto y Yemen está mal.

La cien personas que tomaron el consulado estadounidense en Libia, o los dos o tres que atacaron embajadas en Egipto y otros países no representan al pueblo árabe, de la misma forma que algunos radicales islamófobos en occidente no representan a Occidente.

EEUU alarga la vida de Al-Assad

– ¿Cómo son vuestras relaciones con los EEUU?

– Los EEUU al principio estaban en contra de la Primavera árabe. Una vez que empezó a triunfar y los gobiernos empezaron a ser derrocados, empezaron a apoyar a los nuevos que vinieron.  Es decir, los árabes obligaron a EEUU a apoyarlos. En la cuestión de Siria, dicen estar en contra de Al-Assad pero cuando se llega a la cuestión de la ayuda, no proporcionan armas ni ayuda financiera. Tampoco apoyan una zona neutral ni una zona de exclusión aérea. Las políticas que ha aplicado EEUU no hacen más que alargar la vida de Al-Assad.
– ¿Se han encontrado con el jefe de la CIA y los senadores americanos en Estambul?

– No.

– Se dice que EEUU no se ha encontrado con uds. porque teme a los islamistas. 

– No hay nada que temer de los Hermanos Musulmanes. Si en las elecciones que tendrán luar después de Al-Assad salimos elegidos trataremos a todos los grupo étnicos de forma equitativa. Haremos del pluralismo un principio. Pero creo que en países como EEUU no tienen miedo de los Hermanos Musulmanes, sino de los musulmanes en general. Apoyan a gobiernos que favorecen sus propios beneficios, pero temen a los que servirían al Islam. Si en Siria se establece una democracia tendrán que confiar en el pueblo. Si los liberales obtienen los suficientes fotos, nosotros respetaremos su gobierno.

18 de septiembre de 2012