Sami, de Cihan Ceylan

Sami, de Cihan Ceylan

Para celebrar este bendito espacio de tiempo entre entrega de los últimos trabajos y el comienzo del verdadero curro ahora en febrero me he comprado un  pequeño libro de viñetas de las que (supongo) se publican en la famosa revista turca “Uykusuz” que es una especie de “Jueves” turco.

Esta recopilación de caricaturas se titula “Sami”, que es el nombre del personaje principal. El autor es Cihan Ceylan, del que podéis ver otras viñetas en su página de Facebook no oficial y también en Karikatüristan, salió a la venta en octubre de 2012 y está publicado por la editorial Mürekkep. Cuesta unas 14TL si se compra en librerías, y unas 12TL si lo compráis por internet.

“Sami”, el personaje principal de este pequeño volumen, es un tipo de mediana edad que dice verdades de estas que uno no debería de expresar en público y tiene un humor muy ácido. El caso es que leyendo el librito me he reído un montón y me gustaría compartir algunas de ellas aquí con vosotros.

Mujer: “A mí en realidad no me gustan estos programas femeninos, pero a veces vienen bien porque viendo estas cosas uno vacia la cabeza”. Sami:” ¡Pero de qué esta llena tu cabeza? Ni que estuvieras todo el día pensando en la creación de universo”. Mujer: “Cállate y ve la tele, Sami”. Sami: “Ni que fuera científica la tía, no te j**e, ni que estuviera todo el día pensando aquí en cómo va a hacer se choquen los protones…”

Mujer: “Ay Zafer, esta es nuestra canción” Zafer: “Sí, mi vida” Sami: “¡Cómo que vuestra canción? ¿Son vuestros los arreglos o qué?” Zafer: “¿Disculpe?” Sami: “¿Qué pasa, que escribistéis la letra? ¿Tocásteis vosotros los instrumentos? No te j**e ‘nuestra canción’ dicen….”

 

Hombre: “No me perdono el haberla perdido… cómo he podido hacer una estupidez así, Sami era una chaval muy buena… un verdadero ángel” Sami: “¿Cómo de buena chavala? ¿Construyó una mezquita o algo?” Hombre: “Vale tío, déjalo” Sami: “Buena chica dice ¿Construyó una carretera o una fuente o qué? Hay que jod**se…”

Hombre: “Sin ella no se puede vivir en esta ciudad, tío” Sami: “¿Te han cortado el gas o qué?” Hombre: “Pero tío…” Sami: “¿Cómo que no se puede vivir? ¿Qué pasa que han dejado de pasar los autobuses, se ha ido la luz o qué?”