La entrada del blog de viajes Hombrerrante acerca de las desventuras de su autor para conseguir un visado iraní en Estambul ha tenido más repercusión de la esperada (por mí, por supuesto :D), por lo que me gustaría reproducir aquí lo que ya en su día comenté por Facebook y que leyó el propio autor y comentó. Por lo tanto, no trato de reabrir ninguna polémica ni de generar ningún tipo de debate, simplemente que figure también mi experiencia que creo servirá para equilibrar lo expuesto en su bitácora, matizar algunas de las informaciones y por supuesto para tranquilizar a futuros viajeros a Irán.

Para pedir un visado para Irán en Turquía es muy sencillo, simplemente recordaros que tenéis que contar con un permiso de residencia de una duración mayor de 6 meses, aunque a veces tampoco es un requisito que miren mucho si tenemos intención de volver a Turquía y comprar un visado de turista, o de salir directamente de Irán a España. Pero como en un principio ese es el requisito, es mejor que lo cumpláis porque os podrían decir que sino el visado lo tenéis que tramitar desde Madrid. Asimismo, tendréis que llevar algunas fotos de carnet, rellenar un formulario y especificar las fechas en que se producirá vuestra visita (normalmente no suelen pedir ni billete de avión ni nada parecido), así como la duración de vuestra estancia y la cantidad de dinero que tenéis pensado llevar con vosotros. En la Embajada de Ankara suelen tramitar el visado entre un par de días y una semana, a veces en el mismo día.

Tanto IranAir, como Turkish Airlines, Pegasus y Mahan cuentan con vuelos a Irán desde Estambul y Ankara, que podéis adquirir de ida y vuelto por alrededor de 200-300€ si los compráis con antelación. La Turkish Airlines contecta Estambul com Mashad, Teherán, Tabriz y no sé si Isfahán también, mientras que desde Ankara tenéis vuelos a Tabriz y Teherán. Las opciones más económicas suelen ser Pegasus y Mahan, y en esta última os hacen descuento si sois estudiantes – creo -.

También se puede viajar a Irán por tierra, bien en tren, bien en autobús tanto desde Estambul como Ankara o Konya, o se puede ir en avión hasta Ağrı o Van y de ahí en autobús hasta la frontera. Y a partir de la frontera os las apañáis aunque lo más recomendable es ir en taxi hasta Tabriz o la ciudad de vuestra elección. Se tarda bastante, aunque suele ser la opción más económica y más practicada por los estudiantes iraníes.

Sin más preámbulos, aquí os dejo con mi respuesta a la entrada de hombrerrante, sin modificar:

1- Lo del visado, mentira. Vas y te lo dan en la embajada. De un día para otro si tienes permiso de residencia en Turquía y tal, a veces hasta por la duración que tú quieras. Si decides complicarte la vida bien, pero no es necesario.

2- Hay millones de Saras en Irán. Perfectamente musulmanas.

3- Lo de la validez del pasaporte lo tendrían que haber mirado ellos cuando miraron los requisitos para el visado.

4- No hace falta ponerte velo para entrar en el consulado de Irán. Tampoco hace falta que en la foto de tu visado aparezcas hiyab, aunque te lo pueden pedir según amanezcan ese día.

5-Osea, que sí me creo que les haya pasado, pero que son las únicas personas a las que conozco que les haya pasado.

6- Lo de la poesía de Hafez es completamente innecesario y puedes no tocarle la fibra para nada; nunca me han pedido tal cosa. Total, casi todo el personal es azerí.

7-“donde las cosas funcionaran de una manera lógica y occidental, comprensible.” Y que esto lo diga alguien de España manda cojones.